Cómo preparar tu compañía para adaptarse a la nueva generación de trabajadores. Llegan los iWorkers

Los iWorkers son una figura al alza en muchas empresas. De hecho, se espera que crecerán en las compañías europeas exponencialmente en los próximos cinco años. Para quien no los conozca aún, son los llamados “trabajadores del conocimiento”, profesionales cualificados, con acceso a toda la información necesaria para satisfacer las demandas de su negocio y sus clientes, que no están ligados a horarios cerrados ni espacios de trabajo específicos. Este perfil laboral es ya clave en la obligada Transformación digital de un negocio, pero requiere de unas herramientas que actualmente no están disponibles en la mayoría de las organizaciones.

¿Cómo pueden prepararse las compañías para estos perfiles? La respuesta está en la necesidad de optimizar el uso de las nuevas tecnologías y eliminar los compartimentos estancos de información que lamentablemente aún hay en muchas empresas. Urge, por tanto, actualizar los métodos de trabajo tradicionales y mantenerse al día de los cambios impulsados por la tecnología que, sin duda, seguirán planteando nuevos retos. De lo contrario,  supondrá un freno a la eficiencia, la innovación y lo que es peor quedará rezagado frente a su competencia.

La tecnología, la mejor aliada del iWorker

Las tecnologías móviles posibilitan nuevas dinámicas de trabajo y el crecimiento de estos nuevos perfiles profesionales. Los iWorker se calcula que utilizan al menos tres equipos móviles para realizar su trabajo diario. Sin embargo, se estima que cuatro son las acciones efectivas para el buen desarrollo de su cometido:

  1. En primer lugar, el uso de herramientas colaborativas para propiciar la colaboración y el intercambio de conocimiento desde múltiples ubicaciones.
  2.  A ello le sigue la transición a la nube, trabajar en digital permite mayor flexibilidad, accesibilidad, movilidad y un incremento de la seguridad para la empresa, entre otras ventajas.
  3. La optimización de los procesos de la organización, revisando la forma de trabajar de los empleados y asegurando que la tecnología se usa para obtener el máximo beneficio.
  4. Digitalización de documentos, lo que permite un mejor acceso a la información crítica, tanto actual como histórica, contribuyendo a la toma de decisiones futuras.

A más iWorkers, mayor productividad

Además, la presencia de iWorkers en las empresas redunda en un aumento de la productividad: se reducen tiempos empleados en desplazamientos, en reuniones presenciales y en búsquedas de documentación. Por otro lado, la armonización de la vida laboral y personal que favorecen las tecnologías móviles, posibilita la conciliación y es un estimulo para la eficiencia de estos nuevos perfiles laborales.

Diversos estudios apuntan que aquellas compañías con mayor concentración de iWorkers (por encima del 35% del personal) crean, de media, unos beneficios por empleado tres veces superiores a los de las compañías con menos trabajadores del conocimiento (20% o menos del personal).

Se trata de trabajadores inteligentes que lideran, a través de la movilidad y la interconexión de la información, los cambios dentro de la organización.

Son expertos, en cierta medida, en tecnologías de la información, gozando de grandes habilidades para conectarse con los clientes. Perfiles mucho más flexibles y dinámicos, que sin duda deben de disponer de los recursos necesarios para realizar su trabajo. ¿Preparado?

Photo by rawpixel.com on Unsplash