Entradas

Enfoque digital, clave para lograr una óptima gestión del cambio

¿Cómo acertar en los procesos de Transformación digital? Ésta quizás sea una de las cuestiones más planteadas en el ámbito empresarial en los últimos años. De hecho, según se indica en el último estudio de NoSQL nueve de cada diez proyectos de digitalización fracasan. Las razones hay que verlas en la falta planificación adecuada, seguimiento, pero también en la ausencia de talento… La digitalización ha llegado para quedarse y conlleva adoptar no sólo nueva tecnología o renovar la existente, sino también tener un enfoque digital. Este requiere de cinco puntos imprescindibles sobre los que hay que llevar a cabo las acciones y que serán clave para lograr una óptima gestión del cambio.

Veamos:

Liderazgo

El cambio ha de venir marcado de arriba hacia abajo y no al revés. La dirección y los más altos cargos de las compañías deben entender los beneficios de la transformación digital pero además ser proactivos, llevando a cabo acciones para su materialización y convirtiendo el proceso de la gestión del cambio en una prioridad estratégica.

Nueva cultura

Las compañías deben incorporar la transformación a la cultura corporativa donde prevalezcan elementos como diversidad, agilidad en los procesos, flexibilidad, mejora de la comunicación y optimización de los datos.

Organización

Nuevos roles, incorporación de talento, impulsar otras formas de acometer los procesos y, en definitiva, instaurar una nueva manera de hacer las cosas ante el nuevo paradigma digital, es básico. Recuerda: el organigrama deja de ser vertical, para convertirse en horizontal requiriendo la participación de todos.

Plan estratégico

La transformación no es un objetivo sino un proceso y como tal debe estar canalizado a través de un plan donde se marquen las líneas de trabajo que deben estar claramente definidas.

Innovación, Recursos y tecnologías

El cambio requiere estar siempre en transito buscando nuevas ideas, proyectos y servicios pero también hay que saber cuáles son los recursos tecnológicos con los que se cuenta y conocer bien las herramientas que le ayudarán a llevar a cabo una óptima transformación. Dejarse acompañar por un partner tecnológico adecuado es clave para acertar de pleno en la digitalización de su negocio.

En definitiva, la transformación digital ya es un reto de gestión, como se recoge en el reciente manual para la transformación digital elaborado por la Escuela de Negocios Inesdi es: “Una nueva forma de pensar, dirigir, medir, gestionar, crear, producir, comercializar y comunicar de las organizaciones” y para ello, tal y como se señala en este manual hay que reinterpretar el modelo de negocio asentando las acciones en tres vectores del cambio:

  1. La visión digital
  2. Go to Market
  3. Talento

La digitalización no es un objetivo ni un fin empresarial, “sino un medio para mejorar la competitividad de la empresa”. El planteamiento es llegar a ser más eficientes y cumplir las expectativas de los nuevos consumidores, como única vía para lograr subsistir en el futuro. El cuándo y cómo actuar es AHORA.

En GMA Office le garantizamos una adecuada gestión del cambio, gracias a un enfoque digital global identificando cuál es aquella tecnología que le hará mejorar el rendimiento de su entorno de trabajo. Con la ayuda de nuestros expertos logrará tener una planificación más adecuada de los recursos que son necesarios para la mejora de sus procesos, alcanzando con éxito la plena digitalización de su compañía e identificando, además, quienes son las personas que pueden asumir el liderazgo. En GMA Office convertimos su presente en digital.

Conexión y colaboración, dos elementos clave en la gestión diaria de una empresa

Ganar tiempo es básico en cualquier organización. La clave sigue siendo mejorar el desarrollo de las tareas y, en definitiva, optimizar procesos. Trabajar de manera más inteligente e innovadora es uno de los desafíos más importantes a los que se enfrentan las empresas en la actualidad, pero ¿cómo conseguirlo?

En primer lugar, la conexión es uno de los aspectos más importantes para lograr entornos de trabajo verdaderamente eficientes ya que ayuda a:

  1. Mejorar la comunicación

  2. Ganar en rapidez y productividad

  3. Involucrar a las personas en los procesos

  4. Reducir costes

No tener una compañía que fomente la conexión, ni tampoco la comunicación, supone ya una clara desventaja y toda una pérdida de competitividad, pero sobre todo es claro un retroceso en la gestión del cambio hacia la transformación digital. Las empresas deben adaptarse al nuevo rol del consumidor que exige estar siempre conectado, valora la productividad y busca compartir la información y que ésta, a su vez, sea accesible desde cualquier lugar y cualquier dispositivo.

Las organizaciones deben adaptarse, por tanto, con celeridad a estos cambios adoptando la tecnología adecuada que les permita ser mucho más rápidos y eficientes, pero además logre reducir costes y mejorar su productividad. En resumen, hay que llegar antes, atender y comunicar mejor, lo que se consigue no sólo con software de colaboración, o fomentando el uso del cloud, sino también con herramientas tanto de vídeo y teleconferencia o salas de reuniones interactivas que hagan más fácil y dinámico el trabajo. Hablamos de fomentar la colaboración en el entorno empresarial, ya que propicia importantes ventajas.

Si trabajar en equipo antes era importante, ahora hacerlo de forma colaborativa es crucial, ya que en un mismo entorno de trabajo conviven hoy diferentes generaciones de profesionales, por lo que aunar formas es uno de los grandes retos para las compañías, además de hacer frente a la creciente deslocalización de las plantillas, donde la comunicación ha de ser fluida entre todos los miembros del equipo.

La transformación digital pasa por proporcionar las herramientas adecuadas a los colaboradores y todas las nuevas generaciones que se incorporan al mercado laboral donde la tecnología es el verdadero eje vertebrador, logrando departamentos más flexibles pero sobre todo eficaces.

El empleado y los procesos, en el centro de las acciones

Pero transformar la forma de trabajar debe tener como objetivo no adoptar tecnología sin más, sino que hay que poner al empleado en el centro de las acciones y también los procesos, haciendo éstos más ágiles, usando únicamente aquellas herramientas (hardware y software) capaces de ayudar a desarrollar de forma más sencilla su cometido.

Apostar por la colaboración y conexión para este nuevo año que comienza debe ser prioritario, así como canalizar esfuerzos en conocer mejor a los clientes a través de soluciones de gestión que ayuden a aprovechar los datos de los consumidores y de la propia organización y dirigirse a crear experiencias únicas en todos los puntos de contacto, poniendo al cliente en el centro y personalizando la experiencia de usuario.

Recuerde que la competitividad pasa por una gestión empresarial digitalizada donde la tecnología ayude adaptarse de forma constante a los cambios.

El desafío ha comenzado, en GMA Office le ayudamos a no quedarse atrás. Consulte con nuestros expertos.

Por qué no debes dar la espalda a la innovación

Mejorar la competitividad e incrementar la productividad son algunas de las razones que hay detrás de la necesidad de innovar. Los avances son cada vez más vertiginosos y si bien es importante ser eficientes y limitar los costes, fomentar la innovación en su negocio es también fundamental. No hacerlo supone hoy un serio lastre para lograr no sólo la supervivencia de su empresa en el futuro, sino también para limitar su crecimiento.

La realidad es que todavía existen barreras que hacen que las organizaciones no avancen por miedo a hacer frente a los cambios evitando así riesgos, fruto de un instinto claramente conservador, cuando la sociedad digital camina justo por el sendero opuesto.

Los síntomas en aquellas organizaciones que se resisten son siempre los mismos:

  • No escuchan a los clientes
  • No cuentan con la tecnología adecuada
  • No tienen definidos sus procesos
  • Falta de información y formación en el mercado y tecnología

Cuatro puntos que vienen recogidos en el Manual de Gestión de la Innovación de John Stark Associates y sobre los que conviene estar siempre atentos, fundamentalmente sobre todo aquello relativo a la tecnología, porque la inversión en esta parcela ya es básico para impulsar la cultura de la innovación en su entorno. Si hay algo que propicia la tecnología es la ayuda necesaria a hacer frente a los nuevos hábitos de consumo permitiendo tanto a las personas como a las compañías, interactuar en un mundo altamente competitivo en el cual es necesario estar a la vanguardia. Pero además permite:

  • Mejorar la eficiencia
  • Generar más valor con menos recursos
  • Propiciar la retención del talento
  • Generar más conocimiento y nuevas capacidades

Una manera de innovar en el entorno empresarial gracias a la tecnología es ser capaces de garantizar la inmediatez, colaboración y la movilidad  en su negocio, cuestiones imprescindibles y tres pilares básicos hoy para el avance. No olvide que  innovar se sitúa ya como un elemento de desarrollo crucial y sin la tecnología adecuada en el contexto actual es imposible.

Renueva tu negocio. Consigue un entorno de trabajo verdaderamente digital y adelántate al futuro

digital

El mundo cambia, no hay nada estático, y la transformación digital hace referencia a la renovación constante de tu organización para mejorar las formas en que tu empresa actúa, se comunica y sirve a todos aquellos que la constituyen y se relacionan con ella, sean empleados, proveedores o clientes…

Digital se refiere al uso de la tecnología que abre nuevos potenciales en los campos de la generación, almacenamiento y procesamiento de datos, pero también en el acceso a la información en las siguientes cinco áreas de trabajo estratégico:

1º.-  Área de Clientes, de gran valor para la toma de decisones estratégicas

2º.-  Área de Procesos, para identificar ineficiencias y redundancias

3º.-  Área de Empleados, como motores de la acción corporativa

4º.-  Área de Suministros y Recursos Tecnológicos (Outsourcing)

5º.-  Área de Riesgos, de gran valor para su ponderación analítica

La Transformación Digital consiste en la actualización constante de valores y comportamientos generados por las potencialidades del desarrollo tecnológico. Ya no existen las “zonas de confort.” Ahora los avances tecnológicos exigen pensar y actuar fuera del baúl de las tradiciones. Se trata de una “hoja de ruta” empresarial que se orienta permanentemente entorno a los siguientes tres ejes:

X.- ESTAR;     ¿Dónde estamos? y ¿Dónde queremos estar?

Y.- HACER:    ¿Cómo lo hacemos?

Z.- QUERER:  ¿Para qué?

Sobre el terreno, la cartografía se conforma hoy en torno a las siguientes nueve tecnologías:

1º.- Smartphones

2º.- Redes sociales (RRSS)

3º.- Cloud Computing

4º.- Big Data

5º.- Internet of things (IoT)

6º.- Inteligencia artificial (IA)

7º.- Realidad Virtual (RV)

8º.- Impresión 3D

9º.- Blockchains

Sin embargo, la simple implementación de nuevas tecnologías no es suficiente para alcanzar la transformación digital de una empresa. Como ya hemos dicho no se trata de productos, sino de procesos. En este sentido, nos referimos al Digital Workplace, como centro de trabajo tecnológicamente avanzado con acceso remoto universal, sin importar lugar o circunstancia, y entornos multi–dispositivo y multi–sistema operativo capaz de salvar cualquier hetereogenidad de dispositivos.

Consecuentemente la oficina ya no puede ser vista como un lugar físico, sino que cada vez más ha de entenderse como un nodo de interconexión inteligente y seguro totalmente personalizable. Un nodo activo que permite un trabajo rápido, fácil y flexible, además de constituir un soporte inteligente en todo momento para quien lo necesite.

La tecnología produce ya, por tanto,  un impacto positivo en la rentabilidad de las organizaciones, consiguiendo cambios radicales en la forma de concebir y realizar los procesos de trabajo.  Un futuro ya presente y que se desarrolla por los siguientes ejes de evolución:

1º.- Mejores formas de trabajar: escanear desde cualquier ubicación

2º.- Acceso inteligente y seguro y aplicaciones que multipliquen la productividad

3º.- Trabajo flexible y fácil: su oficina siempre en el bolsillo

4º.- Soporte inteligente y ayuda remota: solucionar problemas cuando ocurren

El objetivo: mejorar la productividad y eficiencia de las organizaciones. No te quedes atrás, e impulsa tu Digital Workplace! Nosotros te ayudamos. 

 

¿Transformar u optimizar la tecnología de su negocio?

Hablar de transformación digital hoy en el entorno empresarial equivale a hacer cambios y estos, a menudo, inciden no sólo en la gestión del talento en su organización, algo muy importante en nuestros días, sino también en el empleo, uso y adopción de nueva tecnología. 

La digitalización ha traído la obligación en las organizaciones de adaptarse con celeridad a los avances tecnológicos, algo que muchas veces ha supuesto y supone, aún, olvidarse de cómo mejorar la tecnología existente en nuestra organización para adaptarse a los cambios que impone la llamada Tercera Plataforma compuesta por: Tecnología Social, dispositivos móviles, Big Data y Computación en la Nube, entre otros. Todo un error…

El paso previo para obtener una transformación exitosa pasa por optimizar y gestionar mejor lo que se tiene. En definitiva:  optimizar primero, para luego transformar. Se trata de algo tan obvio que a menudo se olvida: sacar mejor rendimiento a aquella tecnología de la que se dispone y, luego, evaluar cuáles son aquellas nuevas opciones que se adaptan mejor a las necesidades y objetivos de nuestra organización.

Un ejemplo lo tenemos a menudo en los parques de impresión de las compañías donde se suelen encontrar multifuncionales que, o bien rinden por debajo de sus posibilidades generando, además, un incremento de los costes de impresión notables; o por el contrario, tampoco existe una gestión unificada sobre los equipos que permita extraer un análisis idóneo que lleve a implementar mejoras para un uso más adecuado. Hablamos de trazabilidad.

De otro lado, pocas veces se contemplan soluciones que ayuden a dicha tecnología a adaptarse a criterios como el de movilidad, colaboración y conexión tan importantes hoy día en las organizaciones para alcanzar altas cotas de eficiencia. Sí, en cambio, es habitual la adquisición de nueva tecnología cuya gestión se complica la larga.

Obtener un entorno de trabajo ágil no es fácil si se quiere afrontar con solvencia los requerimientos que impone el nuevos retos del ecosistema digital. Las empresas siguen teniendo poco control sobre cómo se imprime en su organización, cuando se pueden reducir los costes hasta en un 30 por ciento con una supervisión y análisis adecuado.

Desgraciadamente aún en las compañías hay un déficit de personal cualificado que posea un conocimiento exhaustivo de todas aquellas tendencias que pueden impulsar o mejorar los procesos, brindándole la tranquilidad necesaria para enfocarse en lo que verdaderamente importa: hacer crecer su negocio.

En GMA Office nos gusta decir que “no buscamos cambiar sus equipos, sino gestionarlos de forma correcta”, diseñando un plan de renovación tecnológica y transformación digital exclusivo para su compañía.

Entendemos que el cambio debe ser progresivo y natural afectando transversalmente a toda tu organización poniendo el foco en las personas, pero también en aquella tecnología existente para sacar una mayor rendimiento.

Para ello, lo fundamental es hacer un inventario real de los sistemas y equipos existentes y analizar en todo su conjunto delimitando las posibilidades de mejora antes de lanzarse a implementar nueva tecnología.

Recuerde: no todo está en invertir, sino en racionalizar y optimizar con lo que se cuenta, introduciendo mejoras que le ayudarán a incrementar su productividad y competitividad.

Nuestros consultores analizan la situación actual y las necesidades futuras y reales en su organización implementándolas de forma coherente, además de propiciarle una guía adecuada para plantear cuáles son las estrategias a la hora de adoptar nueva tecnología.

En GMA Office habilitamos un proyecto de transformación tras un estudio previo de los recursos y objetivos de la empresa, elaborando una ruta personalizada y, sobre todo y lo más importante, ofreciendo el soporte y asesoramiento adecuado en materias tan estratégicas como la gestión documental, donde se pueden llegar a reducciones en los costes operativos de hasta el 20 por ciento del volumen de negocio. 

En definitiva, hay que considerar todas las opciones existentes antes de realizar una inversión. Abrir su negocio a nuevos socios tecnológicos que sepan definir tanto la nueva tecnología que necesita, como mejorar aquella existente, le ayudará a acelerar sus objetivos y a disminuir costes como primer paso para abrazar la transformación digital. En GMA trabajamos para hacérselo más fácil en su empresa.

Imagen: Freepik